Home cómo Todo lo que se rompió en el último Clásico en Valdebebas: cuando el fútbol femenino entró en una oscura dimensión – Relevo

Todo lo que se rompió en el último Clásico en Valdebebas: cuando el fútbol femenino entró en una oscura dimensión – Relevo

0
Todo lo que se rompió en el último Clásico en Valdebebas: cuando el fútbol femenino entró en una oscura dimensión – Relevo

“La verdad sólo la sabemos las que estamos en el campo. ¿Evitar polémicas es dar la espalda? Basta de especulaciones y desinformación. ¡Quedémonos con el resultado de hoy, Força Barça!”. Al día siguiente del último Clásico (0-4) en Valdebebas, Aitana Bonmatí salía al paso de uno de los capítulos más polémicos vividos en aquel partido. La imagen del encontronazo al final del partido entre la centrocampista del Barça y Misa, la portera del Real Madrid, corrió como la pólvora por las redes sociales, dando lugar a cientos de teorías.

Lo cierto es que el Real Madrid y el Barça se han enfrentado en trece ocasiones y en ninguno de esos partidos se ha vivido lo que se vivió aquel 6 de noviembre del 2022. “Esto sigue, orgullosa de ser madridista, de los valores de este club, humildad, respeto y corazón. Lo siento por no ser capaces de estar a la altura en estos partidos, pero lo estaremos, esto es el Real Madrid”, publicaba Misa, pocas horas después del encuentro, en sus redes sociales.

El fútbol femenino entraba en otra dimensión, haciendo alusión a aquel famoso titular del Marca que tantas veces ha sido utilizado por aficionados de ambos equipos con sorna. A decir verdad, en una oscura dimensión. Hasta ese momento, el fútbol femenino vivía ajeno a la rivalidad de su homólogo masculino y los piropos entre las futbolistas de uno y otro equipo eran habituales: un remanso de paz. Sin embargo, ese Clásico cambió todo.

‘Las 15’, el caldo de cultivo ‘perfecto’…

El Real Madrid y el Barça se enfrentaban en pleno conflicto de ‘Las 15’, uno de los capítulos más peliagudos del fútbol femenino nacional. La mayoría de las internacionales del Barça habían renunciado a la Selección, considerando que las condiciones o las posibilidades que les proporcionaban en la RFEF no estaban a la altura de un entorno profesional. Por contra, las jugadoras del Real Madrid habían seguido acudiendo a la llamada del seleccionador nacional por aquel entonces, Jorge Vilda. Las diferentes formas de afrontar un mismo conflicto se convirtieron en un caldo de cultivo muy peligroso y el Clásico acabó por encender la mecha.

Un conflicto que se extendió hasta la disputa del Mundial -por el que todavía hay varias jugadoras que no han vuelto a la Selección- y que alcanzó su punto álgido en el partido. La pugna se extrapoló a la grada. Del “Vilda, vete ya” o “Vilda, dimisión” de la hinchada azulgrana al “Vilda, quédate” o al “No vais al Mundial” cantado por los madridistas. En resumen, el fútbol femenino se rompió y se polarizó como nunca antes lo había hecho. Cada disputa por el balón se convirtió en una batalla. Además, el resto de las futbolistas, las extranjeras, también se contagiaron del ambiente. El duelo entre Athenea del Castillo y Fridolina Rolfö, por ejemplo, fue uno de los más sonados.

Las pullitas entre las futbolistas traspasaron el verde y continuaron en las redes sociales: “Qué difícil y costoso debe ser tener que MEJORAR valores como el respeto, la educación y la humildad entre personas”, publicó Olga Carmona. Mientras tanto, y aún en Valdebebas, las culés subían a sus redes sociales una foto de todo el equipo dentro del vestuario mostrando el número cuatro -en alusión al resultado- con sus manos.

De vuelta a la calma

El Clásico de vuelta fue más relajado y la normalidad se recuperó en los siguientes. Ahora, tras haber ganado el Mundial y la Nations League, las cosas han vuelto a su cauce y el partido (DAZN, domingo 24 de marzo, 18:00H) se prevé calmado. De hecho, en el media day organizado por el club blaugrana antes del Clásico, las futbolistas culés apenas le dieron importancia y tiraron por el contexto deportivo. Incluso algunas, como Aitana, recordaron el clásico de la Champions del Camp Nou -la vuelta de los cuartos de final de la competición europea- como el enfrentamiento más especial contra el eterno rival. “Por lo que supuso aquel día, por el récord mundial…”, confesó la Balón de Oro.

“Sinceramente, cuando estamos en la Selección, no hablamos de los clásicos ni de la liga ni nada. No hablamos de estos temas, no te puedo decir nada más”, respondía, entre risas, Aitana Bonmatí.

Jonatan Giráldez siguió por la misma línea y destacó las semifinales de la anterior edición de la Supercopa, la del 2022. Precisamente, uno de los pocos atisbos de ilusión del madridismo en sus enfrentamientos con el Barça. El Real Madrid llegó a la prórroga con un empate uno, aunque después acabó perdiendo por 3-1. “Estuvimos, prácticamente, una hora con una jugadora menos […] Fue un chute de adrenalina e ilusión por las jugadoras”, afirmó en la rueda de prensa previa al partido.

 

Declaración de Descargo de Responsabilidad: Un Autor Invitado escribió y editó este Artículo basado en su mejor conocimiento y comprensión. No respaldamos ni garantizamos estas opiniones y comentarios. No garantizamos el contenido de este artículo. Los lectores deben verificar y usar su juicio antes de confiar en el contenido. Además, las imágenes utilizadas en este Artículo son propiedad de sus Respectivos Dueños. Por favor, utilice nuestro cuadro de comentarios o el formulario de Contacto para informar sobre este contenido. Esta información no es responsable de pérdidas, lesiones o daños.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here