Tuesday, April 16, 2024
Hometecnología¿Qué equipos participaron? – ESPN Deportes – NoticiasExpress

¿Qué equipos participaron? – ESPN Deportes – NoticiasExpress

Date:

Historias relacionadas

El próximo 9 de septiembre tendrá lugar la décima edición de la Copa del Mundo de Francia 2023. En Scrum, un repaso de la cita mundialista de 1999, que tuvo lugar en Gales y participaron 20 seleccionados.

ARGENTINA: La Copa del Mundo disputada en Gales en el año 1999 marcó un hito para el rugby argentino, debido a que en ese certamen, Los Pumas habían dejado atrás el estigma de tantos años y dieron su primer gran golpe en un Mundial. No obstante, no todo fue color de rosas para Argentina, ya que en la etapa de preparación, se produjo el alejamiento, por inconvenientes internos, de en ese entonces su entrenador, José Luis Imhoff, y como si esos fueran pocos problemas, se le sumó la renuncia de su sucesor Héctor Méndez. Entonces, el que tomó las riendas del equipo sobre la marcha fue el neocelandés, Alex Wyllie.

Su comienzo en la caldera del Milennium de Cardiff no fue nada fácil, debido a que jugaron el partido inaugural ante el local. La eficacia del apertura Gonzalo Quesada, quien terminó siendo el goleador del torneo con 102 puntos, le permitió a Los Pumas caer ajustadamente por 23-18. Luego su segunda actuación sería ante su verdugo de los dos últimos mundiales (35-12 en 1991 y 32-26 en 1995), Samoa, encuentro que pudieron dar vuelta en el complemento, y que también significó el segundo triunfo Puma en Copas del Mundo, Italia en 1987 era apenas su única víctima.

El próximo obstáculo fue Japón, que con tries de Agustín Pichot y Diego Albanese, lograron superar sin dificultades, y avanzar de esta manera por primera vez a la próxima etapa, en la que desafiaron a la lógica y quebraron todo pronóstico al dar vuelta un partido inolvidable ante Irlanda, del cual se recuerda ese increíble try de Albanese, jugada que surgió de un scrum en retroceso.

Lo épico había sucedido en esa fría noche de Lens. Los Pumas habían aguantado con garra y coraje los embates irlandeses, y consiguieron el pasaje a cuartos de final, donde se asomó como rival la poderosa Francia, que tras el desgaste físico y emocional, no perdonó y venció 47-26. Pese a la derrota, el conjunto dirigido por Alex Wyllie regresó con toda la gloria luego de la excelente actuación que sigue vigente en la memoria de todos, porque el Mundial de Gales de 1999 cambió la forma de pensar de los jugadores argentinos y se vio la asombrosa entrega del equipo, esa que sería años después su marca registrada.

AUSTRALIA: No llegó como favorito a Gales, ya que a cuestas cargaba con aquella despedida sin pena ni gloria del Mundial 1995, cuando cayó ante Inglaterra por 27-22, en los cuartos de final. Pero el equipo australiano de Rod Macqueen supo ensamblar la experiencia y juventud, y obtuvo su segundo Mundial de forma incuestionable gracias a una sólida defensa, recibió sólo un try en el certamen (el autor fue Juan Gobler de Estados Unidos), un pack envidiable y bien armado, y un juego muy efectivo.

No le costó superar su zona con creces, ya que venció a Rumania por 57-9, a Irlanda por 23-3 y a Estados Unidos por 55-19. Australia dejó a todos boquiabiertos con las sensacionales actuaciones de Tim Horan, elegido como el mejor jugador del certamen, John Eales, Jason Little y Phill Kearnes, todas figuras del equipo campeón de 1991.

En cuartos de final despachó a Gales por 24-9, y en Semifinales, durante el tiempo extra, superó al defensor del título, Sudáfrica, por 27-21, de la mano de Matt Burke, quien tuvo una gran efectividad al convertir ocho penales y que al final del torneo quedó a un punto del argentino Gonzalo Quesada en la tabla de goleadores. Vale recordar que algo parecido había sucedido en 1991, cuando sacaron por ese entonces al campeón Nueva Zelanda, para meterse en la final y obtener el primer título en su historia.

El choque entre aussies y franceses fue un espectáculo único de diferentes estilos. Pero Australia, le ganó fácilmente por 35-12 a Francia, que venía de sorprender a los All Blacks, y levantó la copa nuevamente. Dicho encuentro también significó la despedida del capitán John Eales, quien logró su segunda Copa del Mundo, junto a sus compañeros Daniel Herbert, Tim Horan, Phil Kearns y Jason Little. No hubo dudas de merecimientos. Con un equipo para el recuerdo, que contó con el aporte argentino de Patricio Noriega, Los Wallabies se convirtieron en el único seleccionado, hasta ese momento, en adjudicarse dos títulos, habiéndose jugado apenas cuatro certámenes.


CANADÁ: Si bien Canadá no ha pisado fuerte en las Copas del Mundo, salvo en el año 1991, donde alcanzó los cuartos de final, nunca se había perdido una cita mundialista, logro que sucumbió para Francia 2023. Con la humildad que lo caracteriza, desembarcó en Gales, con el back Gareth Rees como líder indiscutido del equipo. El conjunto de América del Norte arrancó el certamen con una caída por 33-20 ante Francia, y 38-22 ante Fiji. Por su parte, la goleada ante Namibia fue la más importante para Canadá, que pese a la victoria por 72-11, se despidió del Mundial. Un párrafo aparte se merece el canadiense Rees, que se convirtió en el primer jugador en participar en cuatro mundiales, habiendo disputado los 13 partidos de las competencias de 1987 a 1999. El capitán de los torneos de 1995 y 1999 marcó 120 puntos, incluyendo el récord del país de 27, logrado en el último encuentro ante Namibia, en lo que sería su despedida.


ESCOCIA: En Gales, los escoceses lograron superar en su grupo a España y Uruguay, mientras que perdieron ante Sudáfrica por 46-29. Luego, se adjudicaron el derecho de jugar el repechaje ante Samoa, el cual derrotaron por 35-20, pero, el destino tenía enfrente a un gran rival como los All Blacks y se despidieron en cuartos de final al caer por 30-18. Si bien en 1991 fue su punto máximo en citas mundialistas, las estadísticas reflejan que en otros certámenes Escocia no logró superar los cuartos de final gracias a los poderosos kiwis, los principales responsables de su eliminación en 1987, 1995 y 1999.


ESPAÑA: El Mundial de Gales en 1999 fue la primer Copa del Mundo que contó con la presencia de España. No obstante, su participación fue muy efímera al caer en sus tres encuentros en la fase inicial. En su primer encuentro, perdió ante Uruguay por 27-15, luego ante Sudáfrica por 47-3, y finalizó su actuación con la derrota ante Escocia por 48-0. Entre sus jugadores más importantes, se destacaron el ucraniano Andrei Kovalenco y el capitán Alberto Malo.


ESTADOS UNIDOS: Su historia en los Mundiales data desde 1987, donde cosechó su primer triunfo en esa cita al vencer a Japón. Luego, las derrotas lo acecharon y tras su ausencia en Sudáfrica ’95, llegó a Gales con las ilusiones renovadas. En su tercera presentación en Copas del Mundo, se quedó nuevamente sin victorias al caer ante Irlanda por 53-8, y Australia por 55-19. El partido en el que estuvo más cerca fue ante Rumania, pero finalizó abajo en el marcador por 27-25.


FIJI: Un seleccionado que nunca brilló en los Mundiales, pero que siempre fue un duro escollo para muchos. Fiji llegó a Gales tras un año de ausencias, ya que al darle más importancia al Seven en las islas, no logró clasificar para la Copa del Mundo que se disputó en Sudáfrica, en el año 1995. En el Viejo Continente, consiguieron dos triunfos y dos derrotas en el grupo C, donde salieron victoriosos ante Namibia (67-18) y contra Canadá (38-22). Luego cayeron ante Francia por 28-19, cumpliendo una buena actuación y accediendo al repechaje ante Inglaterra. El equipo de Johnstone perdió por 45-24 y finalizó su participación dejando una mejorada imagen y adueñándose del décimo puesto en el certamen.


FRANCIA: El Mundial de Sudáfrica 1995 quedará marcado por la ajustada derrota por 19-15 ante los Springboks en Semifinales, la cual le permitió adueñarse del tercer puesto al vencer a Inglaterra por 19-9, mientras que en Gales, Francia será recordado como el rival que eliminó a un equipo que parecía invencible, los All Blacks de Lomu, Umaga, Marshall y Mehrtens. En la fase inicial, no desentonaron en su grupo y salieron victoriosos de los tres partidos al ganarle a Canadá por 33-20, Namibia por 47-13, y Fiji por 28-19. En cuartos de final superó a Argentina 47-26 en un partido que logró definir en el segundo tiempo, y en la semifinal, el inspirado conjunto galo venció a los de Negro por 43-31, con excelentes actuaciones de Christophe Lamaison, Olivier Magne, Phillipe Bernat- Salles, Christophe Dominici y Xavier Garbajosa, los principales responsables de esa importante victoria. En la final, fueron ampliamente superados (35-12) por un equipo australiano que fue imparable y nuevamente se quedó sin la gloria.


GALES: La contratación del entrenador Graham Henry renovaba las esperanzas de Gales para lograr una excelente actuación en el certamen mundial, en el que era el anfitrión. No obstante, el Head Coach neocelandés tuvo la difícil tarea de devolverle a los Dragones Rojos la mística que habían logrado en décadas pasadas. La pronta despedida de la Copa del Mundo de 1995, tras caer ajustadamente por 24-23 ante Irlanda, durante la primera fase, había quedado atrás, y comenzó a transitar humildemente el camino mundial en su propia casa con un equipo que aspiraba para pelear bien arriba. Con un pack demoledor y una pareja de medios que reflejaba habilidad pura (Rob Howley fue el medio scrum y Neil Jenkins el apertura), consiguieron superar a Los Pumas por 23-18. Luego, la velocidad y definición de Gareth Thomas y Daffyd James, le permitió florearse ante Japón por 64-15. No obstante, Samoa fue una piedra en su zapato, ya que cayó derrotado ante los isleños por 38-31. El rival a vencer en los cuartos de final fue Australia, que lo superó sin esfuerzos por 24-9. Nuevamente, Gales despidió su sueño mundialista, y esta vez el golpe fue peor, ya que era el dueño de casa.


INGLATERRA: El Mundial de Gales marcó la explosiva aparición, del por ese entonces, joven prodigio Johnny Wilkinson, quien asombraba al mundo con su increíble efectividad a los palos, mientras que en cuanto expectativas, Inglaterra no cumplió con las esperadas, debido a que no pudo avanzar más allá de cuartos de final, y se despidió muy pronto del certamen. El recuerdo de las Semifinales de la Copa del Mundo de 1995 había quedado en el olvido, junto a la aplastante derrota ante los All Blacks por 30-16, y en la zona de clasificación, el grupo que había armado Clive Woodward venció de forma holgada a Italia por 67-7, y goleó a Tonga por 101-10. Luego, fue golpeado por 30-16 ante Nueva Zelanda, y su desenlace final llegó ante los Springboks en cuartos de final, donde cayeron por 44-21.


IRLANDA: El Mundial de 1995 fue una frustración para el equipo del Trébol, que se despidió en cuartos de final ante Francia como ocurre en la mayoría de los mundiales. No obstante, de cara al certamen en Gales, los de Verde produjeron un cambio radical con la nueva camada que surgió y que tenía como referente al gran Brian O’Driscoll. En la fase inicial terminaron segundos tras vencer a los más débiles como Estados Unidos y Rumania, por 53-8 y 44-14, respectivamente. La caída ante Australia por 23-3, hizo que Irlanda choque en un playoff con el mejor tercero para acceder a los cuartos de final, y ese rival eran nada más ni nada menos que Los Pumas. Los argentinos demostraron una defensa aguerrida, y gracias a un eficaz Gonzalo Quesada, lograron frenar a los del Trébol y llevarse una histórica victoria por 28-24. Por su parte, Irlanda se transformó en la decepción del certamen, ya que era la primera vez que quedaba eliminado en la etapa de clasificación.


ITALIA: Fue una de las grandes decepciones en Gales, pese a que su paso por Sudáfrica en 1995 no fue el mejor, ya que sólo obtuvo una sola victoria en el certamen. Le había ganado a Los Pumas, con tries de los argentinos Diego Domínguez y Mario Gerosa. No obstante, su actuación en 1999 fue para el olvido tras las goleadas de Inglaterra y Nueva Zelanda, estos últimos le marcaron 101 puntos, sino que también fue derrotado 28-25 por Tonga, una de las grandes sorpresas del torneo.


JAPÓN: Su mística y tradición en el rugby asiático fueron factores claves para que Japón participará en todas las ediciones de los Mundiales. En el olvido había quedado su paso por Sudáfrica, donde fueron aplastados por Nueva Zelanda, equipos que les marcó 145 puntos, en una de las mayores goleadas de la historia. No obstante, en Gales su suerte no cambió, debido a que perdieron con Samoa por 43-9, con el conjunto local por 64-15, y cerraron su participación ante Argentina, seleccionado con el que cayeron por 33-12, en el Millennium de Cardiff.


NAMIBIA: En su primera participación en Mundiales, Namibia pagó caro el precio de su inexperiencia y recibió el rótulo de rival débil al caer en los tres encuentros de la fase inicial. Su hombre más eficaz fue Lean van Dyk, quien marcó 22 puntos en el certamen. En su debut, perdió ante Fiji por 67-18, y luego le siguieron las derrotas por 47-13 y 72-11, ante Francia y Canadá, como consecuencia finalizó último en su zona.


NUEVA ZELANDA: Era el candidato de todos con Jonah Lomu, Jeff Wilson, Tana Umaga y Christian Cullen a la cabeza, que arribó a Gales con la esperanza de dejar atrás aquella final de 1995, en Sudáfrica, donde los locales los superaron por 15-12. Pero en el viejo continente dominó su grupo con creces. Nueva Zelanda vapuleó a Italia por 101-3 (el récord de score más abultado fue ante Japón por 147-17), en un partido que tuvo 14 tries, de los cuales tres los marcó el gran Wilson. Luego vencieron a Tonga por 45-9, y por último cosecharon su última victoria en la fase inicial, ante Inglaterra por 30-16, en Twickenham. En cuartos de final superaron a Escocia, pero en la semifinal los sorprendió una imparable Francia que los superó por 43-31, mientras que en la lucha por el bronce, el elenco de Sudáfrica lo relegó al cuarto puesto. Por su parte, Andrew Mehrtens repitió como en el ’95, y fue el jugador más eficaz del equipo con 79 tantos. Posteriormente, su entrenador John Hart renunció y fue reemplazado por Wayne Smith y Tony Gilbert.


RUMANIA: No tuvo un paso trascendental en Sudáfrica, debido a que perdió en sus tres presentaciones ante Australia, Canadá y Sudáfrica. Sin embargo, en Gales ’99 se tomó revancha y registró una nueva victoria en las citas mundialistas. En la fase de clasificación, superó ajustadamente a Estados Unidos por 27-25, cayó ante el campeón, Australia, por 57-9, y no pudo doblegar al conjunto del Trébol, el cual lo derrotó por 44-14. Lo destacado de Rumania es que si bien no llamó la atención con sus actuaciones, participó en todas las Copas del Mundo.


SAMOA: No participó en el Mundial de Nueva Zelanda de 1987, pero fue sensación en Inglaterra ’91. No obstante, la Copa del Mundo de Sudáfrica marcó otro gran torneo en su historia, certamen en el que cayeron en cuartos de final ante los locales. Ante la expectativa generada, Gales ’99 no iba a ser su excepción y como es su sana costumbre, dieron nuevamente batalla. Los samoanos no lograron vencer a Argentina, que tuvo un Gonzalo Quesada afilado a los palos, pero sorprendieron a Gales, como en 1991, y lo vencieron en el Millennium por 38-31. Pero la victoria ante Japón por 43-9, les permitió acceder al repechaje a cuartos de final, donde perdieron ante Escocia por 35-20. El goleador del equipo fue el back Silao Leaega, con 62 puntos.


SUDÁFRICA: Los Springboks llegaron a Gales con el desafío de poder retener la gloria lograda en el Mundial de 1995. Su premisa fue la experiencia, debido a que en sus filas permanecieron algunos sobrevivientes del certamen pasado como Van Der Westhiuzen, Mark Andrews, Os du Randt, los veloces Breyton Paulse y Pieter Rossouw. y el apertura Jannie De Beer, quien finalizó con la cifra récord de drops en un partido, al convertirle cinco a Inglaterra, por los cuartos de final. Su primera derrota en el torneo fue en la instancia de Semifinales, ante los poderosos Wallabies, que terminaron siendo los campeones. Como premio consuelo, superaron a Nueva Zelanda y se adueñaron del tercer puesto.


TONGA: En el Mundial de Gales 1999, Tonga sorprendió al superar en su grupo a Italia por 28-25, con Sateki Tu’ipulotu como principal protagonista, debido a que fue el primero en anotar puntos por todas las vías posibles. El fullback, que finalizó goleador del equipo con 23 tantos, marcó 18 puntos en la victoria ante el equipo azzurro, producto de un try, dos conversiones, dos penales y un drop. Luego, cosechó dos derrotas ante las potencias de Nueva Zelanda e Inglaterra, perdió 45-9 y 101-10, respectivamente. Si bien su participación en Copas del Mundo no fue muy positiva, sólo se perdió la cita mundialista en Inglaterra 1991, y en Sudáfrica 1995 sumó su primer triunfo al vencer a Costa de Marfil.


URUGUAY: Los Teros iniciaron su historia en los Mundiales en Gales 99, cuando clasificaron por primera vez al vencer en un repechaje a Portugal, el cual superaron en Montevideo y cayeron por menos diferencia como visitantes. El debut de Uruguay, cuyo rugby era totalmente amateur, fue ante España, partido en el que el capitán Diego Ormaechea marcó el primer try del encuentro, e impuso el récord e ser el jugador más veterano (en ese entonces tenía 40 años y 13 días) en marcar una conquista en una Copa del Mundo. La victoria por 27-15 ante los españoles no les permitió continuar soñando en el Viejo Continente, ya que prosiguieron las derrotas ante Escocia por 43-12, y ante Sudáfrica por 39-3.

Declaración de Descargo de Responsabilidad: Un Autor Invitado escribió y editó este Artículo basado en su mejor conocimiento y comprensión. No respaldamos ni garantizamos estas opiniones y comentarios. No garantizamos el contenido de este artículo. Los lectores deben verificar y usar su juicio antes de confiar en el contenido. Además, las imágenes utilizadas en este Artículo son propiedad de sus Respectivos Dueños. Por favor, utilice nuestro cuadro de comentarios o el formulario de Contacto para informar sobre este contenido. Esta información no es responsable de pérdidas, lesiones o daños.

Suscribir

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

Últimas historias

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here