Monday, April 15, 2024
HomeNoticiasGracias, Rubiales - Relevo - NoticiasExpress

Gracias, Rubiales – Relevo – NoticiasExpress

Date:

Historias relacionadas

Tanto tiempo pidiéndoles explicaciones a las futbolistas, exigiéndoles que hablasen, que contasen todos los detalles, lo que querían, lo que no… y resulta que Luis Rubiales se explica mejor que las “chantajistas” y las “niñatas”. Qué mal envejecen algunos insultos, ¿eh?

A veces, no hay nada como ser uno mismo. Sin tapujos, sin fingimientos, sin dobles fondos. A Rubiales, como me dijo una amiga, tan sólo había que ponerle una cámara encima, que le enfocase bien y que no se perdiese ni uno de sus movimientos. Pocas veces la televisión pública hizo tanto por nosotros.

Y, a juzgar por el camino, tampoco hubiese estado de más ponerle una cámara encima al fútbol femenino. La de disgustos que nos habríamos ahorrado si hubiésemos visto por un agujerito las 23 reuniones individualizadas que Jorge Vilda y su staff mantuvieron con las jugadoras de la Selección en aquella fatídica concentración del pasado agosto, por ejemplo. Mostrando a todos tal y como son, sin filtraciones interesadas, sin medias verdades y sin interlocutores.

El domingo, en Sídney, todo el mundo -y no exagero- vio al Rubiales más auténtico, al más natural. El que se sobrepasa en sus funciones, el paternalista y el condescendiente -y muchas más cosas-. Y me gustaría destacar estas dos palabras: paternalista y condescendiente. Sólo los que son así se comportan como Rubiales.

Resulta hasta grosero comparar las imágenes del domingo con las del día en el que Gavi y compañía ganaron la Nations League. ¿En qué momento se te pasa por la cabeza darle un beso en la boca a Jenni Hermoso, agarrarte tus partes -en el palco- a escasos metros de la reina Letizia y la infanta Sofía y permitirte esas licencias -besos, abrazos, etc.- con las jugadoras? Porque no, no fue ‘sólo’ el beso.

Ya os lo digo yo, en el instante en el que normalizas esos gestos. Y cuando los normalizas, ya no hay vuelta atrás, porque les restas importancia y te apoderas del “No es para tanto”, tantas veces tan mal repetido. Empiezo a pensar -ingenua de mí- que Luis Rubiales nunca vio a las jugadoras de la Selección como futbolistas, sino como chicas que juegan al fútbol.

Y todavía, aún cuando todo el mundo se está dando cuenta de cómo es Rubiales, de cómo se las gasta la RFEF, les siguen pidiendo a ellas que hablen. ¿No os dais cuenta de que ellas -bajo la supervisión de la Federación- nunca han sido libres para hablar? Si ni siquiera las palabras de Jenni Hermoso son de ella…

Pero, ¿sabéis qué? Que una imagen vale más que mil palabras. Nos pueden vender que no hacían falta mejoras en el seno de la Selección femenina de fútbol, para dejar a unas de locas y a otras de conformistas; ‘comprar’ portadas, a la opinión pública, amedrentar a los periodistas, etc. Pero una imagen es incomprableNi la ultimísima versión del Photoshop hubiese arreglado ese desaguisado. Porque -por fin- sabemos quién es Rubiales. Llevaba tanto tiempo fingiendo, había lavado tanto su imagen en las antípodas, que hasta se nos había olvidado cómo era.

Mi madre, que con todo lo de ‘Las 15’ le cogió un poco de miedo al periodismo y a cómo influía en mi vida -no la culpo, fue muy duro- me llamó hace un rato. “Sandra, por favor, no te posiciones”, me dijo. Nada me duele más en el mundo que ver sufrir a mi madre (en un sentido ‘light’: entrar en Twitter, ver los comentarios, tampoco nos pongamos dramáticos…). Pero es mi trabajo. No le respondí, tampoco hacía falta.

Supongo que cuando me lea, pensará: “Otra vez”. Pero es que, al igual que le pasa a muchas de mis compañeras (Natalia Torrente, de las periodistas más valientes que conozco; Mayca Jiménez; Andrea Peláez; Andrea Segura o María Tikas, por nombrar a algunas)… ¿cómo me voy a callar?

PD. Dimitió, por fin.

El 20 de agosto del 2023, la Selección de fútbol femenino ganó mucho más que una estrella. Respirad tranquilas el resto de vuestras vidas, lo conseguisteis. 

 

 

Declaración de Descargo de Responsabilidad: Un Autor Invitado escribió y editó este Artículo basado en su mejor conocimiento y comprensión. No respaldamos ni garantizamos estas opiniones y comentarios. No garantizamos el contenido de este artículo. Los lectores deben verificar y usar su juicio antes de confiar en el contenido. Además, las imágenes utilizadas en este Artículo son propiedad de sus Respectivos Dueños. Por favor, utilice nuestro cuadro de comentarios o el formulario de Contacto para informar sobre este contenido. Esta información no es responsable de pérdidas, lesiones o daños.

Suscribir

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

Últimas historias

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here