Home tecnología “Cuando digo que soy árbitra de rugby hay mucha sorpresa y suelen hacerme bastantes preguntas” – Plaza Deportiva – NoticiasExpress

“Cuando digo que soy árbitra de rugby hay mucha sorpresa y suelen hacerme bastantes preguntas” – Plaza Deportiva – NoticiasExpress

0
“Cuando digo que soy árbitra de rugby hay mucha sorpresa y suelen hacerme bastantes preguntas” – Plaza Deportiva – NoticiasExpress

VALÈNCIA. Lorena Martínez Fernández (Valencia, 9/2/1985) es una de las cinco árbitras nacionales que pitan en la élite del rugby dentro y fuera de nuestro país, y una de las diez que lo hacen en la Comunitat Valenciana. Lleva 11 años arbitrando después de pelarse las rodillas de joven como rugbier en la Universidad Politécnica de Valencia y en los inicios del equipo femenino del Tatami Rugby Club. En su domicilio la pelota ovalada está muy presente. Su marido, Luis, actual entrenador, también fue jugador. “El rugby es algo esencial en mi casa”, comenta Lorena. En ese contexto es normal que la pequeña de la casa, Sofía, de 7 años, conozca los entresijos del juego aunque, de momento, prefiera “la natación y el baile” y no le parezca “divertido” porque “es el trabajo de sus padres” .

Lorena, competente y rigurosa, se prepara “en el gimnasio, en el campo y delante de un ordenador“. También “a nivel mental” para una disciplina que no es fácil” de juzgar y está llena de reglas. “Creo que el rugby está dentro de los principales deportes del mundo con mayor reglamento”, explica la árbitra valenciana, que celebra que pueda dedicarse exclusivamente a su profesión. “Por ahora puedo centrarme al 100% en el arbitraje y en la preparación del partido durante toda la semana. Soy de las que digo que para ser un buen árbitro hay que trabajar muchos aspectos no sólo saberse el reglamento”, razona.

– ¿Qué hace Lorena Martínez arbitrando partidos de rugby? 

– El arbitraje empezó como algo relajado para poder seguir disfrutando de este deporte y a día de hoy es mi trabajo y mi hobby. 

– ¿Por qué arbitras rugby? 

– Supongo que fue el deporte que rodeó mi adolescencia. Mis amistades y luego, además, mi pareja jugaban a este deporte. Jugué 8 años y finalmente acabé arbitrando.

– Entonces fuiste jugadora de este deporte y luego diste el salto al arbitraje 

– Empecé a jugar algo mayor comparado con las nuevas generaciones de chicas que empiezan hoy en este deporte. Tenía amistades que jugaban a rugby en el colegio y en parte conocía el deporte sin llegar a probarlo; un día me decidí y me encantó. Cuando decidí dejar de jugar, pensé en el arbitraje como una opción para seguir vinculada a este deporte y cuando lo probé y vi el crecimiento que podía tener me enganchó.  

– ¿A qué edad comenzaste a arbitrar? 

– Como he comentado antes, mi inicio en este deporte fue algo tardío, así que mi carrera arbitral también empezó cuando tenía unos 28 años, algo tarde comparado con gente joven que ya está a nivel internacional. 

– ¿Cómo y dónde se prepara una árbitro de rugby?  

– En este aspecto creo que tengo bastante suerte. Es cierto que es un deporte todavía considerado amateur pese a estar al máximo nivel, pero la exigencia al arbitro es máxima y la gran mayoría de compañeros tienen que compaginar arbitraje con sus trabajos y, a veces, el tiempo empleado en la preparación se complica. Yo por ahora puedo centrarme al 100% en el arbitraje y en la preparación del partido durante toda la semana. Soy de las que digo que para ser un buen árbitro hay que trabajar muchos aspectos no sólo saberse el reglamento. Hay una preparación física, tanto de gimnasio como de campo, una parte mental, análisis de partidos arbitrados, estudiar a los equipos… Así que hay momentos en los que hay que estar preparándose en el gimnasio, en el campo, o delante de un ordenador viendo o analizando partidos.

– ¿Cuál es su rutina semanal? 

– Voy al gimnasio cuatro días por semana, de los cuales dos de ellos hago también la parte de campo o cardio. Hay un día en que me reúno de forma telemática con mi coach donde comentamos el análisis del partido anterior, los aspectos a mejorar o los puntos positivos a reforzar. Y una vez terminada esta parte, si hay partido el siguiente fin de semana hacemos un breve preparatorio del partido y lo que podemos esperar de los equipos. Si esa semana he tenido partido de División de Honor Masculina, se añade, aparte, el trabajo de análisis con el programa (AMS), que es un programa de Word Rugby a alto nivel. 

– ¿Qué te dice la gente cuando comentas que te dedicas a arbitrar este deporte?  

– La verdad que se sorprenden bastante. Es un deporte bastante desconocido para mucha gente y cuando les digo que soy árbitro de rugby hay mucha sorpresa. Suelen hacerme bastantes preguntas sobre mi trabajo. Cuando les digo que árbitro tanto a mujeres como a hombres por igual y de la de las máximas categorías en España, o que a veces puedo salir en la televisión con la retransmisión de algún partido o que viajo por toda España y a veces por Europa con algún partido internacional, les resulta muy interesante mi trabajo.  

– ¿Y tu familia? 

– Siempre he tenido mucha suerte en este aspecto. Cuando jugaba mis padres me apoyaban mucho aunque no entendiesen muy bien este deporte. Cuando jugaba y después cuando empecé a arbitrar en mi casa, mi pareja siempre me apoyó al 100%. Hacemos un buen equipo en casa, él fue jugador muchos años llegando a jugar en DHB. Ahora es entrenador y compite en una liga Nacional. A veces también le toca viajar, así que intentamos organizar nuestros calendarios y sobre todo las tareas con nuestra hija. El rugby es algo esencial en mi casa. Él me ayuda con su visión de entrenador y yo trabajo en aspectos de la melé. Muchas veces le ayudo con la parte de reglamento y análisis de sus partidos desde la parte arbitral.  

– ¿A qué te dedicas? ¿Cuál es tu profesión? ¿Te organizas bien entre el trabajo y el arbitraje? 

– Aunque estudié Turismo, tengo la suerte de poder dedicarme al arbitraje al 100%; me siento una privilegiada. Así que cuando me preguntan a qué me dedico, yo contesto que soy árbitro de rugby. 

– ¿Cuándo irrumpe la mujer en el arbitraje del rugby? ¿Quién fue la pionera? 

– En España hemos tenido algunas mujeres árbitros que llegaron a ser árbitros internacionales, como Paloma Loza o Itziar. Pero fue la figura de Alhambra Nievas la que llegó al máximo nivel mundial, logrando ser la mejor árbitra del mundo un año y llegando a pitar la final de unos Juegos Olímpicos. Con ella es cuando empieza a tener una mayor repercusión la figura de la mujer en el arbitraje. 

– ¿Cuántas árbitras hay actualmente en la Federación Valenciana? ¿Y en la Española? 

– A día de hoy en la Comunidat Valenciana seremos unas 10 compañeras y a nivel nacional somos 5 árbitras. 

– De ti se dice que eres un referente en el arbitraje. ¿Te sientes así? 

– Bueno, puedo entender que para algunas compañeras puedas serlo, así como mi compañera Jen Lee, pero creo que somos varios compañeros en Valencia que estamos al máximo nivel y que pueden ser también un referente. 

– ¿En qué categoría arbitras? 

– A nivel nacional arbitro el máximo nivel tanto de mujeres (DHF Liga Iberdrola) como de hombres (DHM).

– ¿Qué cursos hay que hacer para ser árbitro de rugby? ¿Hay jornadas de actualización? 

– El Comité Nacional de Árbitros hace una reunión a principio de temporada y otra a mediados, para corregir, actualizar… Las federaciones territoriales hacen cursos de iniciación todos los años y durante la temporada hacemos reuniones de formación, actualización, etc. Cuando empiezas a arbitrar y según los vas haciendo te van dando partidos de mayor nivel. Cuando llegas al máximo nivel en tu federación y el presidente de los árbitros considera que puedes dar el salto a Nacional y tú quieres seguir creciendo en el arbitraje, te proponen para hacer el examen de árbitro nacional. Este se hace una vez al año, normalmente en Madrid sobre el mes de febrero. Cuando yo hice el examen tenía una parte de reglamento con 60 preguntas, una parte de análisis de videos y unas pruebas físicas. Si pasabas todas estas pruebas la temporada siguiente empezabas como árbitro aspirante y los partidos que te designaban te los evaluaban; si apruebas la parte práctica y consideran que eres apto empiezas a ser árbitro de Nacional. Y a partir de ahí seguir trabajando mucho para mejorar cada partido y conseguir mejores designaciones para poder llegar al máximo nivel.  

– ¿Hay muchas normas? ¿Es complicado arbitrar? 

Tengo que decir que no es fácil. Creo que el rugby está dentro de los principales deportes del mundo con mayor reglamento. Sé que hay muchos jugadores que aun estando jugando muchos años o incluso jugando a gran nivel no llegan a saber todo el reglamento y a veces dudan sobre él. 

– ¿Tienes auxiliares? ¿Cuál es su papel? 

– En la máxima liga femenina así como en la de hombres se trabaja con asistentes. Es un trabajo de tres, árbitro principal y dos asistentes en cada banda de campo. 

 ¿Recuerdas la primera vez que arbitraste? ¿Dónde era? ¿Categoría? 

– Seguro que fue algún partido de niños. Pero el partido que sí recuerdo fue mi primer partido senior de hombres, era un partido de Tercera Territorial en Vinaroz.  

– ¿Has tenido alguna vez problemas en algún campo por tu sexo? ¿Has recibido insultos machistas? 

– Creo que mentiría si dijera que nunca he recibido insultos. Pero no por ser mujer, si no por ser la figura del árbitro. Es cierto que esto ha sido algo muy puntual y poco relevante en mi carrera. Aunque parece que cada vez nos resulte más difícil mantener ese respeto que ha caracterizado este deporte por todo lo que se ve en televisión, por ahora podemos seguir diciendo que es de los deportes con más respeto a la figura del árbitro. 

– ¿Los jugadores de rugby respetan a los árbitros? ¿Hay polémicas arbitrales similares a las del fútbol? 

– No, no tiene nada que ver. Aunque hay deportes que no hacen ningún bien sobre este aspecto en el rugby, y aunque algunas veces puedes encontrar algún jugador o persona en el público que se equivocó de deporte, se sigue inculcando desde pequeños el respeto a la figura del árbitro, al contrario, al compañero y a los entrenadores. Creo que puedo decir que hay respeto a la figura del árbitro, sobre todo cuando te conocen y saben el nivel que árbitras y que hay una reputación detrás. 

– ¿Y el público? ¿Cómo se comporta con el árbitro? 

– Cómo he dicho antes, siempre hay alguien que se equivocó de deporte cuando va al campo para ver una partido de rugby, pero por regla general no es lo habitual. Hay respeto y este crece aun más cuando empiezan a conocer tu trabajo y tu nivel.

– ¿Pitas tanto hombres como mujeres? ¿Cuál es el comportamiento de los deportistas? ¿Sus protestas son las mismas? 

– Sí, pito igual a hombres que mujeres. Por regla general y cuando árbitras a equipos de nivel los jugadores son bastante disciplinados y proactivos a las indicaciones del árbitro. A esos niveles las protestas que para mí serían más consultas que protestas son muy parecidas. Creo que en el rugby no existe el jugador que protesta al arbitro como se ve en el fútbol. 

– ¿Arbitras categorías inferiores como M6 o M7?  

– Cuando tengo disponibilidad para pitar en mi territorial estamos disponible para cualquier categoría. Es cierto que los más pequeños suelen pitarlo los árbitros que están empezando, pero , he pitado algunas veces categorías de niños. 

– Con niños la labor del árbitro tiene que ser pedagógica, ¿verdad? 

– Totalmente. Es mucho más pedagógica. Hablas mucho más para que entiendan y comprendan. Es un arbitraje para ayudarles a jugar y aprender. Somos parte de su aprendizaje en conjunto con los entrenadores. 

 ¿Qué campo en el que has arbitrado recordarás siempre por ambiente, público o calidad del partido? 

– Creo que un partido en casa, en un derbi de Nacional con la grada llena y todo el mundo conociéndote, es un ambientazo. Pero si tengo que elegir un partido, te diría el que arbitré este enero entre el VRAC y el Alcobendas también con las gradas del Pepe Rojo hasta arriba. 

– ¿Algún torneo que te marcó?  

– Si tengo que elegir un torneo, te diría cuando dos de las Series Mundiales de Seven se celebraron en Málaga y Sevilla y estuvimos como asistentes de árbitros del máximo nivel mundial en la categoría de Rugby 7. Fue una experiencia inolvidable, con los compañeros, los partidos, los árbitros y conviviendo con todos los equipos de hombres y mujeres a nivel internacional de Sudáfrica, Estados Unidos, Francia, Australia… 

-¿Algún recuerdo que te gustaría olvidar? 

– Olvidar ninguno, porque hasta los malos momentos nos hacen crecer y ser mejores para la próxima vez que salimos al campo. Pero posiblemente algún comentario desagradable y que mi hija estuviese delante escuchando. 

– Llegas de arbitrar en Portugal un torneo internacional. ¿En cuál? ¿También arbitras fuera del país? ¿Tienes licencia internacional? ¿Cómo funciona esto? 

– Este fin de semana estuve en Portugal de asistente en un partido de Rugby Championship con dos compañeras más de España. Era un partido femenino entre Portugal y Países Bajos. Para arbitrar partidos internacionales no hay que tener una licencia distinta, es ser árbitro Nacional y únicamente que el designador de España, tenga que designar una mujer para un partido internacional y consideré que eres la apropiada para arbitrarlo.

– ¿Prefieres arbitrar el rugby convencional o el rugby a 7? 

– Me gustan mucho las dos disciplinas, pero si tuviera que arbitrarlo te diría que disfruto mucho con el 15. Si tuviera que jugarlo te diría que el 7. 

– ¿Y el rugby playa a 5, lo has arbitrado? ¿Qué te parece la evolución del juego hacia otro tipo de superficies y a la reducción de jugadores? 

– No he tenido mucha oportunidad de arbitrarlo en modalidad de 5, en 7 sí, y hay gustos para todo. Creo que es divertido y todo lo que sea rugby ayuda a seguir creciendo en España. Hay gente que empieza probando este deporte o lo descubre viéndolo en la playa, así que hay que ver todo lo positivo que luego aporta al resto de modalidades. 

– Participaste en el proyecto #ValorMujer de Renfe en 2020 y en programa de árbitro mujer de World Rugby ¿En cuantos más?  

– El rugby es un deporte que apoya muchísimo la figura de la mujer, no sólo como jugadora sino también como árbitro. Tuve la oportunidad de empezar a trabajar con un coach a raíz de entrar en el programa de Árbitro mujer de Word Rugby (WR) y gracias a ello, mi evolución y crecimiento fue exponencial. 

– ¿Estás actualmente en alguno de ellos? 

– No, aunque sigo trabajando a nivel particular lo mismo que pude disfrutar con el programa de WR. 

– ¿Qué te aportaron esos programas? 

– Son programas que si puedes disponer de recursos para tu evolución en el arbitraje, están muy bien. 

Declaración de Descargo de Responsabilidad: Un Autor Invitado escribió y editó este Artículo basado en su mejor conocimiento y comprensión. No respaldamos ni garantizamos estas opiniones y comentarios. No garantizamos el contenido de este artículo. Los lectores deben verificar y usar su juicio antes de confiar en el contenido. Además, las imágenes utilizadas en este Artículo son propiedad de sus Respectivos Dueños. Por favor, utilice nuestro cuadro de comentarios o el formulario de Contacto para informar sobre este contenido. Esta información no es responsable de pérdidas, lesiones o daños.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here